Supervisan el transporte mixto rural

Tantoyuca, Ver.-

Durante los operativos realizados por la secretaría de seguridad pública del Estado, de manera alterna la delegación de transporte público estatal, realiza la supervisión del transporte mixto rural.

Esto ha dado pie a que sea un tema ya recurrente en Tantoyuca, pues varias unidades del transporte público se encuentran en muy malas condiciones.

Sin embargo el delegado de transporte Daniel González, confirmo y ya son menos las unidades de modelo atrasado, que siguen laborando en este municipio.

Asimismo comento que existe tolerancia para esos transportistas, que aún no han realizado el cambio de modelo de sus unidades, por lo cual a ellos se les pide estricta vigilancia en los en las piezas sus vehículos, y que estén en constante revisión mecánicamente.

Esto para que puedan brindar un buen servicio y seguridad, a los usuarios de las diferentes comunidades de Tantoyuca.

Daniel González ha manifestado que se tiene supervisados cuántas unidades están ya bajo revisión, pues se busca la manera de que ellos consigan unas unidades de modelos recientes, para así darle más atención al transporte rural mixto.

Sin embargo las organizaciones han pedido a la delegación de transporte público más tolerancia, para que puedan subsistir durante esta etapa del covid-19, donde el pasaje a disminuido a gran escala.

Por ello se imposibilitan adquirir una unidad de modelo reciente, y puedan estar bien reglamentados con requisitos que pide el transporte público del estado

Cabe destacar que de manera conjunta realizan operativos la guardia nacional, con la fuerza civil, y agentes municipales, para verificar que choferes del transporte rural mixto no conduzcan bajo los influjos del alcohol, ya que en el mes anterior se reportaron varios casos donde estos trabajadores del volante, no acataban el reglamento de tránsito y vialidad, así como los estátutos marcados por la delegación en transporte público.

Por fortuna con estos operativos, han disminuido los casos de conductores que viajan bajo los influjos de las bebidas embriagantes.

Por Francisco Díaz