vacacionistas casi pierden la vida