Albinegros no pudo cortar racha ganadora de Delfines UGM

 

Ciudad Mendoza, Ver.- Majestuoso cierre de torneo del grupo 2 de la tercera división profesional se vivió en el estadio universitario de la UGM, en donde los Delfines se pudieron despedir de su afición con una victoria en la última jornada y se perfilan para la liguilla, pero sobre todo ganándole al líder del grupo, los Albinegros de Orizaba.

Protagonizando tremendo encuentro entre el líder del grupo contra el equipo que no conoce la derrota desde hace ocho jornada, ambas escuadras mantuvieron a los aficionados al filo de la butaca, ya que además de los tres puntos y despedirse con un triunfo, se jugó por el orgullo entre mendocinos y orizabeños.

Al minuto 20 de del primer tiempo se movió el marcador en manos de Giovanny Barojas quien luego de recibir un pase cruzado, logró disparar al arco, abatiendo al arquero  rival e irse arriba del marcador.

El Capitán Alberto Hernández (un káiser en su área) evitó en diversas ocasiones que los delfines se metieran hasta la cocina, arriesgando además del físico su estancia dentro del terreno de juego, debido a que intimidaba al rival con entradas fuertes, manteniendo el marcador con el mínimo tanto hasta el minuto 12 del segundo tiempo;  Abel López empató el marcador dando un respiro al líder quien tenía como objetivo salir victorioso en el último juego.

En los últimos minutos se jugaba con el marcador 1-1, la intensidad aumentaba, los aficionados culpaban al silbante de mantenerse ligero ante jugadas fuertes, y es que tanto en las gradas cómo el terreno de juego sabían que más que los tres puntos, se estaba jugando el orgullo, Orizaba venia por la revancha, ya que en casa cayeron ante los Delfines, pero les pesaba aún más que en el 2008 cuando se enfrentaron por primera vez, los Delfines ganaron ese primer duelo con gol de Hugo Cid ahora militante de la primera división.

Al pasar los minutos el guardameta  Omar Cortés entró a la escena como el villano del cuento al cometer un penal, saliendo al área grande para colgarse del balón, obstruyendo y derribando a Esteban Torres. Momento tenso, se le venía la tarde a los delfines, ahí era el fin a la racha ganadora, era un gol asegurado, porque el tirador Esteban Torres campeón goleador, ejecutaría el tiro, el nazareno silbó la pena máxima y el goleador tiró al costado izquierdo del portero, balón que sacó Cortes con un espectacular lance, arriesgándose atinadamente con la confianza que se tiene se lanzó del lado correcto para convertirse en el héroe en ese momento.

 

Suficiente motivación para que los Delfines mostrarán la garra que han sacado durante ocho encuentros consecutivos para someter al rival, y fue hasta el minutos 43 cuando el bocho Villa disparo un tiro cruzado lejos del alcance del portero orizabeño quien por más que se estiró nada pudo hacer para el dos goles por uno.

Al minuto 48 de la segunda parte el nazareno silbó el final, acabándose en ese momento la rivalidad e iniciar las felicitaciones por el buen partido que ambas escuadras dieron y sobre todo que a pesar de que están ya calificados a la liguilla, se mataron en la cancha como si disputaran el ultimo boleto a la fiesta grande           .

Los estrategas Adrián Becerra y Leoncio Huerta se dieron la mano, estos dos orizabeños irán a la fiesta grande que es la liguilla de la tercera división profesional.