EL GRAN TLATOANI

Por SOLEDAD                                      

 

¿Qué pediría de un candidato a un cargo de Gobierno, conocimientos, Preparación, trato o se pondría a alabarlo y decirle cuanto le admira y que siempre le apoyó? Término usado por varios pueblos de habla náhuatl en Mesoamérica para designar a los gobernantes de los āltepētl o ciudades, desafortunadamente el culto a una figura de «autoridad» es ancestral pero agravado al llegar los españoles a este continente y los representantes de la iglesia católica, apostólica y romana.

Este «culto» perdura y es fomentado por la casta partidista de políticos para usar como bandera de justicia y verdad se consideran Dioses más que personas, para engañar se inventan historia de logros inexistentes y conocimientos que no tienen adquiridos en escuelas a las que nunca fueron es de esta manera que son adorados por los que les dan el carácter de héroes sabios. La realidad es muy distinta pues son personas de bajo nivel cultural que, en algunos casos no saben ni hablar ni escribir y que provinientes de familias disfuncionales.

El lector podrá escoger a quien darle esto epítetos. En el recién fundado diario El Universal mi abuelo el quien fuera diputado constituyente de 1917 escribió: «El día que se cree un Tribunal Electoral se acaba la democracia» pues ya no sería el pueblo quién elijirera a sus gobernantes. Ojalá los candidatos se repararan, que estudien y se consigan profesores que los corrijan para no dar mal espectáculo. FIN TANTOYUCA, VER., A 29 DE MAYO DEL 2017