Capturan a desalmados padres; quemaban a su hijo con tizón

Tantoyuca, Ver.- Una mujer y un hombre fueron detenidos en un operativo táctico por parte de la policía ministerial, luego de que estos huyeran tras ser denunciados por maltrato infantil, debido a que torturaban a su propio hijo, poniéndole castigos violentos, golpeando al niño con el cinturón hasta que se desmayara y quemarlo con tizón (brasas de leña de un fogón), estos malos padres ya fueron presentado ante un juez en la sala de juicios orales y serán vinculados a proceso, esperando que queden muchos años tras las rejas.

Juan y Eusebia fueron detenidos con orden de aprehensión dentro del proceso penal 120/2020 por los delitos de violencia familiar, maltrato infantil y omisión de cuidados en agravio de la víctima de identidad reservada 114/2020, ambos padres son culpados de quemar al menor de edad con tizón, además de pegarle en repetidas ocasiones con un cinturón, estos al verse evidenciados por el maltrato hacia su hijo, huyeron de la ciudad con destino hacia el norte del país, sin embargo los trabajos de inteligencia pudieron rastrear a estos malos padres y realizar un operativo exitoso para su captura.

Fueron detenidos en la Colonia Cerro de la Cruz en dónde los agentes de investigación de la policía ministerial rodearon un domicilio en dónde se encontraba la pareja, Eusebia al verse rodeada de agentes ministeriales no puso resistencia, sin embargo Juan sí opuso resistencia, y para evitar ser detenido sacó un cuchillo de entre sus pertenencias amagando en consecutivas ocasiones a la policía, pero fue sometido y trasladado al cereso en dónde permanecen en calidad de presentados y hoy se dará a conocer el castigo que el juez le dará a esta pareja por los tres delitos que se les imputan.

Siendo esta una de las historias más atroz que se ha vivido un infante en la perla de la huasteca, en donde impera la violencia familiar y el maltrato infantil, por lo cual se espera un castigo ejemplar para estos malos padres quienes fueron denunciado por sus propios familiares por ser tan desalmados con su propia sangre.