Un festejo para la esperanza


Eric Antonio Martínez
La Antigua, Ver.- Este es un lienzo que salió de la arena. De la mente de un ingeniero civil, Alfonso Riaño.


Su hija Arantza nos hizo una breve reseña de cómo tuvieron que trabajar para que este ruedo existiera, único en el Estado de Veracruz.
El 12 de diciembre cumplió 12 años de haber sido inaugurado.

A las 12:00 horas comenzó la ceremonia religiosa para bendecirlo. Se llama Don Carlos Riaño Barradas.


La familia Riaño Ávalos abrió sus puertas por razones muy personales y porque honrar la memoria de quienes ya no están con nosotros siempre es un acto de amor y de gratitud que permite estrechar más los lazos, para sembrar concordia.


Son valores que da la Charrería.
Brenda Riaño dio un emotivo discurso a nombre de la familia después de la ceremonia religiosa y tras ella hablaron su hermano Carlos y la reina de la Asociación de Charros de Xalapa, Alicia I, quien hizo un recuento biográfico del homenajeado Carlos Riaño Barradas.
Después inició una exhibición de la escaramuza charra Xallitic.


Tras ellas inicio la Charreada.
Las suertes estuvieron presentes una a una en el ruedo, en una contienda amistosa de dos equipos cercanos, Rancho Vista Hermosa, de Emilio Carranza, y Rancho Monte Burgos, de este municipio. Un encuentro prácticamente de convivencia.


El festejo cerró con la presentación de la escaramuza Vista Hermosa, de la familia Morales Riaño, de Emilio Carranza, donde el próximo fin de semana habrá un torneo. Tras ello, se ofreció una comida.


Así, la familia Riaño Avalos no solo abrió las puertas de su lienzo sino las de su casa. Pero más aún: le abrió las puertas a la esperanza en este año de pandemia.