Un Aurrerá será tema electoral en Papantla


Eric Antonio Martínez
Papantla de Olarte, Ver.- En este municipio la polémica por el intento de instalar un Aurrerá en el centro de la ciudad continúa.


No se trata en realidad de una preocupación por el Centro Histórico sino de una disputa por el poder y los clientes.

El tema del Aurrerá en este lugar, carente de empleos y con una burguesía adelgazada, se ha polarizado en diferentes momentos de este año a través de las redes sociales pero se le quiere poner punto final.


La arena ideal: la próxima contienda electoral.
Un recuento: Durante muchos años, en ese lugar, han estado diferentes comercios familiares: una farmacia y un estacionamiento, por ejemplo.


El dueño del terreno, que no vive en Papantla, se ha concretado a rentar. Y se mantiene al margen de la discusión que ha generado el hecho de haber facilitado su espacio a una de las empresas más poderosas del país.


Desde el 2015, la periodista María Elena Ferral hizo notar en su blog los beneficios que la instalación del nuevo centro comercial acarrearía, luego de que se supiera que el corporativo Walmart pretendía llegar con su capital.


En el 2019 el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) negó haber dado los permisos correspondientes, luego de que la empresa constructora dijera que ya los tenía y comenzara a trabajar.


La movilización de la burguesía local, en ese momento, incluyó la construcción de una página de Facebook a fin de alertar a la población y darle legitimidad a sus reacciones.


Para esta derecha regional el problema no radica en la ocupación del espacio del Centro Histórico sino en que los hayan sacado, al parecer, del negocio. Y más: que se vaya a colocar un comercio que compite directamente con los de ellos. Los monopolistas no están acostumbrados a competir.

Y menos con grandes capitales, que son temidos por su tendencia a arrasar con lo que está a su paso.


Los comerciantes de la región se han organizado bajo el manto del Comité Ciudadano Papantla Pueblo Mágico, encabezado por Manuel Barbeito Morales, uno de los miembros de la familia que le vendió el terreno a Chedraui, a unas cuadras de donde se quiere instalar ahora Aurrerá.


Los argumentos de la iniciativa privada de este municipio se inclinan por enviar a los nuevos comercios a otras partes de la ciudad, en aras de un “desarrollo sustentable”. Envían a los demás fuera del Centro pero ellos se quedan.

Y dicen que les preocupa el Centro Histórico, pero sobre todo el riesgo de que Papantla pierda la denominación de “Pueblo Mágico”, que tal vez a ellos les beneficie, aunque el actual alcalde ha reportado que ya no se han recibido recursos.


Los opositores al Aurrerá en el centro hasta ahora han ganado todas las batallas. Irónicamente, han recurrido a todos los argumentos que la izquierda ha utilizado siempre para denunciar a las empresas liberales que explotan a sus trabajadores. Pero estos han ido más lejos: dicen defender a comerciantes indígenas que llevan más de una etapa histórica defendiéndose precisamente de gente como ellos, que los han hecho a un lado, que los subestiman por no poder comprar un local, que las orillan a entrar a la competencia desleal.
En su boicot los ha favorecido el marco legal.

Y han encontrado en el diputado local Eric Domínguez un gran aliado.


Este año, Domínguez Vázquez, quien cuenta con una amplia aceptación en el municipio que aspira a gobernar, se definió de nuevo en el tema. Y dio su respaldo a la derecha local.


Al igual que Andrés Manuel López Obrador, Domínguez sabe que sin alianzas con la derecha es imposible ganar.


Por su parte el alcalde del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mariano Romero, ha lamentado la actitud de la oposición al proyecto que prácticamente su Ayuntamiento ha apoyado, haciéndolo aparecer como impotente ante la entrada de nuevos capitales.
De hecho, si el proyecto de Aurrerá se concretara el próximo año, parecería un logro del PRD la traída del capital.

Si no, será un gran golpe de la derecha morenista.

En la definición de este problema hay una gran cantidad de votos para una contienda que se anticipa muy cerrada.


Así, en Papantla se actúa como lo hicieron los diputados priistas con el presidente Vicente Fox: bloqueándolo hasta que recuperaron el poder. La misma estrategia le funcionó a la oposición al presidente Ernesto Zedillo: aunque tenía buenas ideas no lo apoyaban.

Y el mismo método se le aplica al actual presidente López Obrador, con el consabido respaldo de una campaña de prensa que abarca medios locales, estatales y nacionales. Pero falta ver si esto les funcionará y con quién.

La oposición papanteca ni invierte ni deja llegar los empleos al municipio donde abunda la pobreza y la migración es una constante. Pero esto no parece ser su problema ni estar en su marco de interés.