¡Cae el cuate!; taxista vinculado con el asesinato de la «Karlita»

Policía ministerial da eficientes resultados

Tantoyuca, Ver.- Tras un arduó trabajo de investigación por parte de la policía ministerial, se logró dar con Marcó Antonio «N», taxista que es señalado como presunto sospechoso de haber participado en el asesinato del joven Carlos Reyes Pérez mejor conocido como la «Karlita», la policía ministerial ya está agotando toda las pruebas necesarias para presentarlas a un juez de control para determinar si es vinculado o no a proceso por homicidio doloso.

Esta persona fue detenida en primera instancia por conducir de manera temeraria, una vez cumplido su respectivo arresto, la policía ministerial ya lo esperaba a las afueras de la comandancia con una orden de aprehensión en su contra por tener vinculos con el homicidio de Carlos Reyes quien murió en un hospital 27 horas después de que fuera encontrado agonizando en un camino de terracería.

El «cuate» como es ampliamente conocido el taxista, le fue leído sus derechos y notificado el motivo de su detención a las 17:00 horas para después ser trasladado a la fiscalía regional de justicia y ser ingresado primero a la comandancia de policía ministerial y después ante el fiscal, para posteriormente trasladarlo alrededor de las 19:00 horas a la sala de juicios orales en dónde se determinará si el juez determinan prisión preventiva mientras se realizan las investigaciones o queda en libertad condicional.

Extra oficialmente se dió a conocer que el taxista ha sido señalado por testigos que presenciaron el horrendo crimen, sin embargo será la fiscalía quien compruebe a través de pruebas fidedignas si es responsable de haber participado en el crimen o es inocente.

Los hechos

El atroz y sangriento crimen se sucitó el pasado 7 de enero, los vecinos de la congregación Maguey Aquiche se comunicaron al 911 para reportar a una persona con múltiples heridas en su cuerpo, pidiendo el rápido auxilió de los paramédicos de la Cruz roja, los elementos de la fuerza civil fueron los primeros en llegar, encontrando a Carlos tirado sobre el camino de terracería.

Un testigo en el lugar informó que está persona se quejaba del fuerte dolor y pedía auxilio, ya que fue mecheteado en la parte del cuello, yugular y tórax como si lo hubieran querido dar muerte decapitandolo.

Se notificó que los sangrientos hechos se habian sucitado horas antes, debido a que la sangre derramada ya había secado en el exterior de su humanidad, aún fue trasladado con vida a un nosocomio, sin embargo, la agonía de la Karlita terminó 27 horas después.

Carlos, era ampliamente conocido por todos los Tantoyuquenses, un humilde joven alegre que siempre estaba presente en los eventos sociales públicos, su muerte desató una gran molestia y rabia por los ciudadanos, por la manera en que le quitaron la vida al joven que aseguran era muy sociable y sin hacerle daño a nadie.

Las pesquisas de la policía ministerial ya iniciaron con resultados en tan pocos días, se espera que en las próximas horas, continúen arrojando más información sobre este crimen.