Destituyen a delegado sindical por corrupción, fraude y acoso

Tantoyuca, Ver. – (CODEP) Pedro Ruiz Hernández fue destituido del cargo que ostentaba como secretario general de la sección 26 del sindicato nacional de trabajadores de la secretaria de salud, y secretario municipal de la confederación de sindicatos de trabajadores al servicio de salud, esto luego de que se le comprobara físicamente evidencias mediante oficios, y pruebas ante redes sociales y audios en donde extorsionaba a los empleados de la salud pidiéndoles dinero para conseguir una base dentro de la secretaria, así como cobrar por otorgar plazas y cobrar cuotas al personal de contrato para mantenerse en sus labores.

El pasado 17 de enero en una reunión sindical en donde se concentraron todos los delegados regionales para realizar la primera junta sindical del año y presenciar los puntos del orden del día que traía la delegada Luisa Ángeles Soto, fue necesaria la intervención de los trabajadores de la salud que ya no aguantaron más hostigamiento por parte de Pedro Hernández, armándose de valor comenzaron a quejarse ante la delegada estatal con pruebas en la mano evidenciando los actos de corrupción de este líder sindical.

Luisa Ángeles Soto al conocer las decenas de casos que existen en contra de Hernández, en ese instante destituyó del cargo a Pedro, notificándole que se llevará a cabo un proceso interno en donde se creará una carpeta de investigación en su contra, de ser comprobado todos los actos de corrupción y fraude estará en riesgo su permanencia dentro del sector salud, pues también se maneja el tema de acoso laboral.  

Fue destituido del cargo a seis meses de que acabará su función dentro de esta delegación sindical, días anteriores otorgó una entrevista refiriendo que en esa institución de salud Humberto Silva Castillo se trabajaba arduamente y que todos los puestos que existen dentro del hospital general estaban bien justificados avalados por el director del nosocomio José Del Ángel Castañeda.

Las quejas eran de cobros excesivos de 20 a 30 mil pesos para gestionar basificaciones, 200 mil pesos por una plaza y el último acto de corrupción fue el de cobrarles una cuota a todo el personal de contrato mil pesos para renovarles su permanencia.